Una de las mayores preocupaciones en un hogar son las plagas que pueden invadirlo. Estos pequeños insectos  pueden causar estragos en la salud de nuestros residentes y dañar nuestras propiedades. En este artículo, te proporcionaremos información sobre las diferentes plagas habituales que suelen invadir los hogares y te ayudaremos a identificarlas. Así, podrás tomar medidas preventivas para evitar su aparición o informar a un profesional si detectas que ya han invadido tu hogar.

Índice de contenido:

  1. Qué es una Plaga?
  2. Plagas más comunes en los hogares.
  3. Cucarachas.
  4. Ratas y Ratones.
  5. Hormigas.
  6. Zancudos.
  7. Chinches de Cama.

También te puede interesar: Consejos Prácticos y Efectivos para Eliminar las Cucarachas.

¿Qué es una Plaga?

Una plaga se refiere a la aparición masiva y descontrolada de organismos perjudiciales, como insectos, roedores o microorganismos, que causan daños a las estructuras físicas, la salud humana o el medio ambiente. Las plagas pueden ser una amenaza, ya que pueden propagar enfermedades o causar daños irreparables a las propiedades.

Plagas más comunes en los hogares.

Cucarachas:

Las cucarachas son una de las plagas más comunes en los hogares. Estos insectos de color marrón claro, miden de 1,2 a 1,6 cm de longitud, aunque tienen alas desarrolladas no pueden volar. Normalmente habitan en la cocina, debido a que es una fuente permanente alimento y es el mismo lugar donde puede encontrar una fuente de hidratación constante. También se sienten atraídas por lugares cálidos como grietas y hendiduras, las cuales utilizan como refugio, por lo que es importante mantener los hogares limpios y secos. Si ves cucarachas por la casa en el día, probablemente su infestación ya esté descontrolada. Las cucarachas son foto fóbicas, esta es la razón por la cual suelen verse solo de noche o en ausencia de luz.

Sus niveles de reproducción son bastante amplios, un solo huevo u ooteca, puede contener entre 32 a 48 embriones, lo que quiere decir que una cucaracha durante su vida adulta puede generar cuatro a ocho cápsulas, dando un total de casi 400 embriones durante un año. Este tipo de insecto es bastante resistente a muchos de los productos y tratamientos, lo que la hace más difícil de controlar.

Ratas y Ratones:

Las ratas y los ratones son otra plaga común en las casas. Son conocidos por morder cables, papeles y comida, y pueden propagar enfermedades peligrosas. Si evidencias sus excrementos (se parecen a pequeñas esferas del tamaño de un grano de arroz) en lugares como la cocina o el sótano, puedes estar seguro de que existen. En este artículo mencionaremos las dos especies más comunes que pueden invadir tu hogar.

Rata Noruega, puede medir entre 16 a 23 cm de longitud, es de color gris y orejas pequeñas, su nivel de reproducción va de las 6 a 14 crías en un periodo de tiempo de 21 a 23 días. Esta rata de hábitos nocturnos y suele vivir en madrigueras externas. Normalmente es atraída por fuentes de alimentos abundantes. En temporadas de lluvia suelen buscar lugares secos para anidar y reproducirse de manera cómoda, lo que puede hacer que sea más probable una posible infestación, más aún si tienes cerca alcantarillas, ductos, zonas boscosas o quebradas.

Ratón de techo, Este minúsculo amigo, que mide entre 6 a 9 cm de longitud, pesa alrededor 15 gramos y tiene orejas bastante grandes, se caracteriza por ser bastante curioso y deambular por toda la casa en busca de alimento. Este es atraído en mayor parte por los granos y semillas. Su nivel de reproducción es alto, puede tener de 4 a 10 camadas por año de 4 a 7 crías por camada.

Hormigas.

Las hormigas son insectos sociales que generalmente viven en colonias. A diferencia de los mosquitos, las hormigas no transmiten enfermedades a los humanos. Sin embargo, pueden ser una molestia para los hogares y causar daños significativos a la propiedad o áreas negocios si es el caso de empresas de producción.

Una de las principales razones por las cuales hay infestaciones de hormigas, son las posibles fuentes de alimento y agua dentro del hogar. Esto incluye basura, desperdicios, derrame de líquidos o hasta el mismo alimento mal almacenado. Lo que refleja claramente que, en la mayor parte del tiempo, los hábitos de las personas son la respuesta a la causa de presencia de estos insectos en el hogar. Este tipo de plaga se presenta con mayor frecuencia cuando el inmueble se encuentra cerca a zonas verdes aledañas, lo que quiere decir que es allí cuando más debemos tener presente buenos hábitos de disposición de residuos, almacenamiento de los alimentos y mayor frecuencia de limpieza.

Zancudos.

Son una de las plagas con las que estamos más familiarizados. Son insectos voladores con grandes patas y alas que buscan un lugar cálido para su reproducción. Estas plagas son particularmente peligrosas, ya que pueden transmitir enfermedades como el dengue, la malaria y el Zika a los humanos.

Para identificar un zancudo, observe sus características físicas: tienen patas largas y negras; un par de alas membranosas; antenillas rectangulares y una protuberancia en forma de cuerno en la parte superior de su cabeza. Además, los zancudos emiten un sonido característico que puede ser audible desde lejos.

Los zancudos se reproducen rápidamente en condiciones cálidas y húmedas, como lugares con agua estancada. Esto significa que algunas áreas alrededor de su hogar pueden tener grandes cantidades de zancudos o pueden ser un potencial foco de infestación. Es el caso de las aguas represadas, tanques, canoas entre otros. 

Chinches de Cama.

Los chinches de cama pueden ser un verdadero dolor de cabeza para cualquier hogar. Estas plagas son pequeñas, difíciles de detectar y, lo peor de todo, se alimentan de la sangre de los seres humanos mientras duermen. No solo son una molestia, sino que también pueden causar irritación en la piel y empeorar las alergias existentes. Su alto nivel de reproducción esta relacionado con la facilidad con la que se pueden trasladar, debido a que fácilmente se pueden instalar en maletas, ropa de cama o nuestras propias prendas de vestir cuando estamos de viaje. Cuando un lugar está infestado de chinches, probablemente nos demos cuenta hasta un mes después, lo que quiere decir que somos completamente susceptibles a contraer esta plaga cuando estamos de vacaciones. Esta es la razón por la cual en la mayoría de las ocasiones que se presenta esta situación,es porque alguno de nosotros estuvo de viaje o tuvimos un huésped recientemente el cual pudo ser portador de estos incómodos visitantes.

Los primeros síntomas de presencia de chinches son las constantes picaduras en el cuerpo sin razón aparente y la comezón a la hora de dormir. Estas son señales de alarma las cuales nos deben llevar a revisar minuciosamente nuestro colchón. Al revisarlo, debemos quitarle completamente las sábanas o ropa de cama y empezar a inspeccionar las costuras en su totalidad, ya que este es el lugar donde normalmente anidan. Las costuras deben estar libres de puntos rojizos o marrón, los cuales son reflejo inequívoco de excreta de chinche y al mismo tiempo se pueden ir identificando los pequeños arácnidos caminando entre las hendijas del colchón. Si encuentras algo de estas señales, lo recomendable es contactar una empresa con experiencia en este tipo de problemas para evitar su amplia reproducción y si, al contrario, no encontraste nada de esto, puede estar tranquilo, ya que el problema no es tan complejo y la solución tal vez sea mucho más sencilla.

En conclusión, la identificación temprana de las plagas en el hogar es vital para evitar que el problema se vuelva mayor con el tiempo. Aunque la mayoría de estas plagas se pueden controlar con algunas soluciones naturales y el mantenimiento adecuado del hogar, algunas infestaciones graves solo pueden ser controladas por profesionales.

Si te interesa aprender más sobre, ¿Cómo prevenir y controlar diferentes tipos de plagas en el hogar?.  ¡Te invitamos a leer los diferentes artículos de nuestro blog.!

👉 ¡HAZ CLIC AQUI Y PROGRAMA UNA INSPECCION SIN COSTO!